Programa de acompañamiento terapéutico, individualizado e integral al trastorno mental que pretende favorecer la continuidad de la atención a las personas con enfermedad mental y el desarrollo de la autonomía personal.

Está dirigido a personas con enfermedad mental que presentan de forma consistente dificultades en áreas básicas de la vida diaria, en el seguimiento de los tratamientos, en la continuidad de la atención sociosanitaria, en el acceso a los dispositivos y recursos para la integración social, en la participación de actividades en la comunidad, o con grave riesgo de padecer estas dificultades a corto o medio plazo.